Los avances tecnológicos como gadgets, aplicaciones o bases de datos, modifican día a día distintos ámbitos de nuestra vida, desde la comunicación, la educación y hasta nuestra salud.

Según el ONTSI, “entre el 40% y el 60% de la población busca información en Internet antes de acudir a la consulta, y un 45,8% lo hace después para confirmar el diagnóstico y tratamiento”. Además, desde 2014 existen 97.000 Apps de Salud en el mercado y se estima que su presencia crezca un 23% anual hasta 2019, según el último informe de las 50 mejores Apps de Salud en Español.

El sector Healthcare es una de las áreas en la que numerosos investigadores y desarrolladores han puesto más atención cuando de innovar tecnológicamente se trata. El aprovechamiento de los recursos que nos ofrecen las más recientes tecnologías ha llevado a que existan formas de diagnóstico, tratamientos y terapias que desafían los alcances de los cuidados de la salud y el estudio de las enfermedades.

7 tecnologías que cambiarán el cuidado de la salud en los próximos años:

1. Teléfonos inteligentes

Dentro del ámbito de la salud, aún no se ha visto el potencial que tienen los teléfonos inteligentes para mejorar nuestro bienestar. Por ejemplo, Fotoskin o Molexplore son dos aplicaciones para autoexplorarse la piel y prevenir así el cáncer de piel a través de un seguimiento por parte del médico. Por lo tanto, la aparición de estos teléfonos inteligentes permite recoger información sobre el desarrollo de enfermedades.

2. Diagnóstico portátil

Para la mayoría de los pacientes la mejor cama de hospital es la que está en su propia casa. La capacidad de diagnóstico que ofrecen los hospitales podrá ser llevada a casa por los médicos gracias a la tecnología. Por ejemplo, los dispositivos que ayudan en casa a personas con discapacidad contarán con sensores que permitirán realizar mediciones del estado de salud de un paciente que lo esté utilizando. Gracias a ello, será posible ir registrando la evolución de un padecimiento con más exactitud.

3. Terapia digital

Cada vez son más las personas que optan por realizar consultas a través de Internet mediante un dispositivo móvil. Esta nueva situación supone, sobre todo para pacientes críticos y crónicos, un cambio significativo a la hora de convivir con su enfermedad, de manera que ésta afecte de la menor manera posible a su vida y a su entorno. No consiste tanto en alargar la vida como en añadir vida a los años, y hacia esta dirección avanza el nuevo modelo en healthcare.

4. Genoma humano

El avance del campo del genoma humano ofrecerá a los científicos la posibilidad de estudiar el comportamiento de las enfermedades entre diferentes individuos. Con el perfil

genético de la enfermedad de una persona será más sencillo predecir cómo reaccionará ante un tratamiento determinado. El Reino Unido ha impulsado el proyecto 100.000 Genomes, que pretende secuenciar 100.000 genomas de 70.000 personas con enfermedades inusuales, sus familias, así como pacientes con cáncer.

5. Inteligencia Artificial

Son muchas empresas que esperan aplicar la Inteligencia Artificial en el desarrollo de métodos de diagnóstico más efectivos para una detección precoz y a tiempo. La salud es una de las esferas de la vida cotidiana en la que los sistemas de Inteligencia Artificial han demostrado mayores oportunidades, sobre todo, cuando al profesional sanitario se le plantea la necesidad de involucrarse en situaciones donde se requiere un gran acervo de conocimientos médicos, el veloz procesamiento de los datos y la toma efectiva de decisiones. Tal es su potencial que sus aplicaciones de cara a un futuro se prevén inmensas, sobre todo en el ámbito de la oncología y de la biomedicina.

6. Blockchains

Se trata de bases de datos descentralizadas que llevan a cabo un registro del almacenamiento y modificaciones de información. La clave de esta tecnología radica en que es capaz de ofrecer información confiable sin la necesidad de una autoridad central que la certifique. Dentro del campo de Healthcare, estas cadenas de información ofrecerán a los médicos, en un futuro no muy lejano, la posibilidad de realizar consultas en los archivos médicos de un paciente sin la necesidad de contar con un sistema central controlado por un proveedor.

7. Comunidades Online

Surgirán una gran variedad de comunidades online dedicadas al cuidado de la salud, como ya lo hacen en EEUU, mediante las que, tanto médicos como pacientes, pueden ofrecer ayuda en línea, así como dar seguimiento a los registros de datos alojados en éstas, para ayudar a las personas en su tratamiento al mismo tiempo que colaboran con investigaciones científicas. Esta tecnología podría ayudar a que las personas tengan acceso a los servicios de salud de una manera mucho más eficiente y económica.

Print Friendly, PDF & Email